viernes, 16 de agosto de 2013

Un revólver-507 que apuntaba al corazón


Es la sexta vez que empiezo el post. Supr. Empiezo de nuevo. Pongo tu música a ver si me viene la inspiración... qué difícil me lo has puesto.
-¿Por qué quieres que escriba sobre ti? Si ya sabes cómo pienso. Me conoces desde hace más de 20 años. Hasta el twitter lo sabe ¿Conoces a ritchya?
Ya te dije que cuando termines la carrera... iré a tu consulta a psicologizarme, no puedes esperar, si ya me has perdonado.
- Si es fácil, sólo debes conectar el corazón con tú mano derecha en el momento preciso!!!!



La verdad es que da gusto cuando alguien a quien has querido se acuerda de ti y que todavía tiene un huequecito para la amistad, a pesar de haber sido muy cruel.
- si, esas fueron las palabras más repetidas de una mañana de febrero, 14 creo




- ¿Cuál es tu canción preferida?
- Ay! no sé. Me gustan muchas. Es difícil quedarme solo con una. Cada canción me hace sentir diferente y me recuerda a gente diferente.

Todavía tengo guardadas en La Rozabella aquellas cintas TDK que me enviabas con canciones de Revólver, Manolo Tena, Los Celtas Cortos. Bryan Adams.   B.A

Con los años guardas en cajas los te quieros, los te echo de menos pero siempre tendremos un bonito recuerdo que contar.
- cuando pasa el primer mes de estar saliendo se regala una rosa. En riveira es así.
- Ah si? Todavía la conservo aunque sin el color que tenía el día que el repartidor de Seur me la dio.
Desde ese día los envíos eran muy frecuentes. Al final nos hicimos coleguitas el mensajero y yo.

Vocales, consonantes, palabras, versos con b sin r, cartas llenas de sueños en la distancia. Dicen que el primer amor no se olvida.Yo creo que el olvidarlo o no, no depende del número ordinal del amor.

El otro día tomando una cervecita en el bar de Marina (Centro de recepción de turistas de Ortigueira) con Mo, Azu, Mary y Jesús recordábamos esos días en que todos nos conocimos un  poquito más.
La primera excursión larga fuera de casa. Teníamos la libertad de la edad y la emoción hormonada que a veces intentábamos liberar bajo la lluvia y en la piscina de la famosa discoteca Palladium.

Al Oscar´s nos llevó el ver en un flyer de los típicos que te dan por la calle (algo nuevo para nosotros también. Los cogíamos todos) una avioneta dentro del pub. En el poblado Blanco los cócteles se elegían por el color y se repartían entre todos.







Lo peor, 2 días. 

Lo mejor,
el después.

Decir también que los italianos que combinaban cazadora con verdes ojos eran tan persuasivos como su vendedor, el profe de física. Pero la cabeza ya estaba lejos, en un autobús camino de Santiago. Tampoco pudo vender a otro grupo de chicos, los orensanos.  

No era cuestión de acento.
Nunca cambiaría una s por una c en esos días.

Después de muchos años queda lo bueno. Hubo lo sientos y seguimos siendo amigos.


- Me suscribo con una condición...me tienes que dedicar una reflexión de esas tuyas-decías el 16 de mayo
- Ala, estarás contento, ¿no?





Un besito grande para ti y tu familia!