martes, 17 de diciembre de 2013

Como no es lo mismo contarlo que vivirlo...

Hoy, 17 de diciembre, cumple de Juan el gurú de los abrazos, cumple años también el consul lublinés, Alberto Fraile y además las Yolandas están de santo. En Polonia se dice que a partir de los treinta años se celebra únicamente el santo, no el cumpleaños.


A tres días de respirar gotitas de Atlántico y Cantábrico, porque dicen que llega una borrasca después de casi un mes de sol, la lluvia recibirá "ao Luis" desde Brasil. "o Luis" no Jose, ni Joseluis (así le llamaba siempre Iván), ni José, ni Pepe, ni Pepelois.. Luis... así se le conoce por tierras tropicales. Desde ya hace un año y un mes mi hermano es Luis, eso si, en cuanto cruza el charco pasa a ser Jose o fillo de Armando e Mariluz.

En cuanto nos veamos me dará un superabrazo, quizás me diga que estoy más rubia que la última vez pero igual de guapa. Y nos pondremos al día con una estrella delante y hablaremos de qué diferentes son el norte y el sur, le contaré que cada día me polaquizo un poquito más.
- Joder Rocío... de verdad que xa fas iso.
- Pues si, imagino que es adaptación....
- Pero si iso é unha pastrumada...
Señoría, me confieso:
1- a la pizza le echo ketchup... En mi defensa puedo alegar que todavía no soy polaca 100%, ellos también le añaden salsa de ajo, un tipo alioli que repite varias veces por segundo.
 
2- en invierno, lo primero que busco al llegar a un bar o restaurante es un perchero y lo segundo, meter la bufanda dentro de una de las mangas del abrigo para no perderla. Esto se enseña a los niños en el cole.





También en el colegio reparten mini paquetes de pimiento rojo, rabanitos para que los niños coman más verdura. Yo todavía recuerdo los cartones de leche con forma de casita que nos daban en EGB.

3- si cuando vuelves a España y te compras un hervidor de agua y defiendes que las herbatas (infusiones) hechas con agua hervida en microondas son una mierda... te estás polaquizando.

4- si pronuncias la h como j y la j como i... estás aprendiendo polaco. Así que dirás: me voy a JAenEM a comprar unos trapitos o me encantaría tener un BEemVU y retirar mi 205.
5- Ah, y para los días de frío, es muy importante saber que la bufanda se pone por encima del abrigo, nunca por debajo!.Yo lo hago así.

Aunque los pasos de polaquización son pequeños, necesito ya ir a España a retomar viejas costumbres relacionadas con la gastronomía: el buen comer y beber, así como eso tan difícil de explicar que llamamos sobremesa y siestecilla.

Faltan 3 días, y como no es lo mismo contarlo que vivirlo.... me iré a España, en este caso, 11 días!

ConexÍOn