martes, 7 de mayo de 2013

y tú, en qué idiomas te ríes?



      Si, trabajábamos un montón, pero había tiempo para las risas también. Me acuerdo de un día... Ya era tarde y estaba muy cansada. Sola en el despacho, así es como me gustaba. Enfrente, Adam y Amandita. Creo que el hijo de la gran...Britain, como a veces decía él, había contado uno de sus chistes y se estaban riendo. Si cierro los ojos todavía los puedo escuchar en la otra habitación. Ya habían pasado por distintos despachos, unos sin cortinas, otros sin calefacción, más grandes, más pequeños, incluso habían estado en el mío.
Yo siempre he preferido trabajar sola, no soy una buena compañía para trabajar. Me gustaba poner música, levantarme, sentarme, doblar las piernas, subirme a la mesa para abrir la ventana (a quién se le habría ocurrido poner una mesa fija delante de la ventana...? cómo la abrimos?), tomar infus (Pablo, infu también en plural eh!), llamar a Sandri para preguntarle por el pájaro, por el nido y sus polluelos, "jartarme" a comer galletas, galletitas, chocolates, patatitas...etc (siempre había algo en mi cajón para los bajones de las 6 de la tarde o para los "Ro, necesito chocolate de Amandita". Me gustaba entrar, salir, ir a echar una cabezadita a donde nadie te ve porque no te buscan allí [...], jugar con las sillas (qué bien lo pasamos un día Mandi, yo, las sillas y sus ruedas a lo largo del pasillo. A esas horas no había nadie. Solamente las cámaras y nuestras risas), jugar con la familia mandarin (tres mandarinas en edad de jubilación, ojos y boca), experimentar con los bichitos del despacho. La población en nuestro despacho se componía de "dos puntos" Timotea; una araña que rondaba la esquina izquierda, al lado de la ventana (Áuri y Mandi odian las 8 patitas!), los bichitos que habían crecido en un vasito lleno de almortas después de 4 meses, un pájaro que estuvo visitándonos un par de veces, los otros pájaros entraban sin llamar, Rodolfo; un gatito de alguna de las casas que había al otro lado del muro de la realidad, un faisán sin nombre pero ruidoso y alguna que otra mosca que duraban un suspiro si Adam estaba cerca. Adam no paraba de reirse. Me levanté y cruce el par de metros entre España-Great Britain. Estaba llorando de risa.  

               - ¿qué piensas sobre la risa en otros idiomas?

Yo siempre le decía que se reía con acento inglés. Quizás sea una tontería, pero me encantaba y me encanta cuando se reía y se ríe. Jaajjajajaa así me reía yo y él...Haahhahahaa.  

                  En inglés yo me reiría sin consonantes

Soy incapaz de pronunciarlas todas, para ser sincera, casi ninguna. Siempre me decías: Consonants my dear! jajajaja. Imagínate ahora con el polaco. Aquí el problema son las vocales, aunque no son menos son muy tímidas: Konstantynopolatyńczokiewiczówna o esta frase difícil de pronunciar que me acaba de decir Marysia Słota: stół z powyłamywanymi nogami= a table with broken legs.

               Y tú cómo te ríes? ¿Con consonantes, en inglés, en francés?

Áuri me contaba un día mientras comíamos entre las 2 y las 3 que ella soñaba en gallego. Siempre hablaba en gallego. Conmigo en castellano. No sabía por qué pero traducía sus sueños conmigo.

      - Ro, todas as cousas que teñen que ver con sentimentos, cos meus soños, anécdotas dos meus sobriños, ou dos meu amigos ou dos amigos do meu mozo sempre son en galego. 

      - Las cosas del trabajo en castellano. Lo más importante en galego.

Nunca le pregunté en qué idioma se reía? Seguramente en gallego con todas las consonantes, verdad?

 
cómo se ríen en Grecia, en Francia...?