martes, 26 de marzo de 2013

Los besos no se gastan

Ya sé, los libros no se deberían elegir simplemente. Pero el título es muy importante para mi.
Siempre he pensado que los besos no se pueden contar. Anda, dame un besito... Cada vez que ponemos número a los besos estos se hacen contables. Los besos son incontables. Infinitos.
No. Infinitos más uno me dices.

Jose acaba de recibir mis besos de cumpleaños envueltos en sobre de corazones. España-Francia en la cinco. Ay....casi gol. Los goles son contables. Gol de pedrito.

Los besos no se gastan, un libro de besos incontables de R. Martos. Anda...dame un..., uno de esos que se cuenta que no se cuentan.